HACER VER. PROVOCAR EL ARCHIVO, AGITAR EL MUSEO.

Diciembre 15 2022 - Mayo 2023

Artistas participantes en este primer ciclo:

Adolfo Bernal, Alejandro Obregón, Alicia Barney, Antonio Berni, Antonio Caro, Beatriz Daza, Beatriz González, Becky Mayer, Carlos Correa, Carlos Rojas, Christian Staub, Consuelo Gómez, Daniel Zelaya, Darío Morales, Débora Arango, Diego Arango, Edgar Álvarez, Edgar Negret, Eduardo Audivert, Eduardo Ramírez Villamizar, Elías Heim, Emma Reyes, Eugenio Dittborn, Ever Fonseca, Fabio Serrano, Feliza Bursztyn, Fernell Franco, Francisco Bellorín, Francisco Toledo, Freda Sargent, Herman Braun-Vega, Hernán Díaz, Hugo Cifuentes, Hugo Zapata, Iazid Thame, Ivel Weihmuller, Jacobo Borges, Jim Amaral, Johnny Rasmussen, Jorge Alberto Reyes, Jorge Julián Aristizábal, José Clemente Orozco, José Franco, José Luis Cuevas, Juan Antonio Roda, Juan Fernando Herrán, Juan Mejía y Wilson Díaz, Julieth Morales, Karen Lamassonne, Leonilda González, Linda Troeller, Lorenzo Homar, Lorenzo Jaramillo, Luis Adrián León, Luis Caballero, María Angélica Medina, María Cristina Cortés, Marta Lucía Villafañe, Miguel Bohmer, Milton Glaser, Mónica Restrepo, Nadín Ospina, Nancy Friedemann, Nicolás Bonilla, Nicolás González, Nunik Sauret, Óscar Muñoz, Pablo Picasso, Pablo Runyan, Pablo Van Wong, Pedro Alcántara Herrán, Pedro Riascos, Roberto Sebastián Matta, Rodrigo Vidal, Rómulo Rozo, Santiago Cárdenas, Sofía Urrutia, Sonia Gutiérrez, Víctor Luciano Rebuffo, Wilmer García.

 

CURADURÍA: Melissa Aguilar (curadora del Museo La Tertulia), Mónica Restrepo (artista y curadora) y Nicolás Bonilla (artista y curador).

Las colecciones y los archivos, más allá de una acumulación de objetos, documentos u otras formas de memoria que conviven, en muchos casos azarosa y problemáticamente, dentro de una institución, son, ante todo, representaciones discursivas que como actos de habla en potencia dan cuenta de su capacidad para convertirse en acciones y transformar ta realidad.

Uno de los propósitos fundamentales de los museos contemporáneos es investigar y generar conocimiento; en este sentido, el uso y la finalidad de archivos y colecciones debería entenderse desde su eficacia para pensar el presente, es decir, para actualizarse a través de preguntas que nos ayuden a comprender el estado de tas cosas y el lugar de los conceptos con los que moldeamos el mundo.

La exposición propone una relectura de las colecciones del Museo a tres voces mediante gestos o acciones de archivo. En este ejercicio nos preguntamos por una serie de cuestiones alrededor del museo como un lugar en permanente disputa, en el que conviven tanto la necesidad de encontrar las maneras para sanar -o al menos coexistir con- sus orígenes coloniales y extractivistas, como los deseos de deconstruir la institución misma; algo que hoy urge para construir vínculos más críticos con las formas del presente.

La primera parte del ciclo está compuesta por dos ejes: Desclasificar, ubicado en los pisos uno y dos del Edificio de Colección y Develar en ta Sala Maritza Uribe de Urdinola.

En el primero, la pregunta se centró en cómo desclasificar la naturaleza del museo, partiendo del reconocimiento de sus orígenes problemáticos en relación con la naturaleza, las culturas no-occidentales y la divergencia sexual y política. En el segundo, el cuestionamiento se dirigió hacia cómo develar las tensiones a nivel sexo-genérico dentro del museo, revisando qué estereotipos se reproducen a nivel performativo y dentro de sus archivos y colecciones.

Al reordenar y recontextuatizar objetos y documentos pertenecientes a distintos tiempos y espacios, la curaduría apuesta por movilizar visualidades críticas que, valiéndose de la naturaleza inestable y ambigua de las imágenes, permiten poner en diálogo la Colección de Arte con el Centro de documentación y demás rastros de la historia institucional.

Hacer ver, provocar y agitar constituyen, por otro lado, invitaciones al público a tomar acción frente a las colecciones; acervos que además de preservar las instituciones, están llamadas a interpelar y actualizar justamente mediante la curaduría y la mediación, como prácticas de intercambio y relectura colectiva.

Exponerse a las imágenes nunca es un acto del que alguien salga ileso. Frente a la imagen inevitablemente nos posicionamos, y, a partir de ella, disponemos y nos disponemos. No obstante, ella pervive como territorio enigmático que nunca se revela ni por completo ni definitivamente.

Texto por curadores: Melissa Aguilar (curadora del Museo La Tertulia), Mónica Restrepo (artista y curadora) y Nicolás Bonilla (artista y curador).

Esta exposición es patrocinada por Claudia Blum de Barberi, Coomeva, Smurfit Kappa y cuenta con el apoyo de la Secretaría de Cultura de la Alcaldía de Cali.

Sobre la colección del Museo La Tertulia

La Colección del Museo La Tertulia fue influenciada por la idea del arte moderno, idea que fue inducida por la crítica argentina Marta Traba y que se imponía en Colombia en los años sesenta.  El Museo la Tertulia alberga una colección de más de 1.950 obras y en crecimiento. Una colección llena de historia considerada una de las más importantes de Colombia y un gran patrimonio cultural de los caleños.

Sobre los curadores

Melissa Aguilar (1983).

Curadora del Museo La Tertulia.

Investigadora en arte latinoamericano y colombiano del siglo XX y contemporáneo, radicada en Cali, Colombia. Formada como diseñadora de la Colegiatura Colombiana, con estudios de posgrado en Gestión Cultural de la Fundación Ortega y Gasset (Buenos Aires), y una maestría en Historia del Arte de la Universidad de Antioquia, actualmente es la curadora jefa del Museo La Tertulia.

Ha participado en diferentes muestras nacionales, dentro de sus proyectos recientes cabe destacar: Siete cerros. Barbería y territorio y Territorio, filigrana y resistencia (laboratorios de creación y memorias participativas, Museo Casa de la Memoria, 2021).

Nicolás Bonilla (1984).

Curador invitado.

Vive y trabaja entre Madrid y Bogotá. Desde hace más de 15 años se dedica a la cerámica, explorando las posibilidades plásticas de este material más allá de su tradicional carácter utilitario. Su trabajo cuestiona las relaciones entre arte y ciencia. Sus reflexiones constituyen una crítica alrededor de las narrativas racionalistas hegemónicas bajo las cuales el mundo occidental ha subordinado las relaciones entre naturaleza, discurso científico y pensamiento político. Es historiador con una especialización en Historia y Teoría del Arte de la Universidad de los Andes y un Master en Estudios Curatoriales de la Universidad de Essex (Reino Unido). Actualmente, cursa el doctorado en Artes Plásticas de la Universidad Complutense de Madrid.

Mónica Restrepo (1982)

Curador invitado.

Vive y trabaja en Cali. Su proyecto artístico revisa la idea de documento performativo experimentando con materiales artesanales como el barro y medios inmateriales como el performance, el video, el texto.

Explora el espacio entre la versión escrita y el recuento oral de asuntos por resolver como el saqueo a un cementerio indígena, la desaparición de una película musical o el origen de una novela de espionaje autoeditada; fabrica objetos parlantes, performances que desmenuzan historias y videos donde se performan textos y gestos que plantean otras formas de hacer aparecer lo olvidado. Ubicado entre el lenguaje y el objeto, propone el cuerpo como potencial contenedor de memoria y agente de transferencia de estas historias.

Estudió en el Instituto Departamental de Bellas Artes y tiene una Maestría en Teatro y Artes Vivas de la Universidad Nacional. Realizó el programa de posgrado de la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes de Lyon y el programa de estudios independientes Home Workspace de Ashkal Alwan (Beirut – Líbano).

Conoce más sobre los artistas y las obras aquí

Relacionados