Colonia Infancia: El reino del arte para explorar los sentidos

Artistas: Alicia Barney, Bernardo Salcedo, Emilio Sánchez, Feliza Bursztyn, Hernando Tejada, Oscar Muñoz, Rufino Tamayo, Yutaka Toyota

Curaduría: Ángela Osorio, Laura Puerta y Alejandro Martín.

La exposición, Proyecto Ganador de la Beca para la inclusión de niños y niñas de la primera infancia en entidades museales de la Convocatoria de Estímulos del Ministerio de Cultura de Colombia, busca ofrecer a los niños de primera infancia el arte como herramienta expresiva, práctica y educativa. Tiene como línea curatorial, la construcción de un espacio cuya museografía y obras invitan a los niños a explorar, teniendo así un acercamiento experiencial con el arte.

Los dispositivos y los artistas seleccionados para esta experiencia, presentan piezas que puedan indagarse con diversos sentidos proponiendo un juego con el cuerpo para recorrerlas: mirar el piso, seguir un laberinto, gatear, recorrer tocando.

Colonia Infancia aborda la construcción de lo artístico, lo metafórico y lo social (privado/público) a través de la idea de una casa y sus alrededores entendiendo la casa como un espacio para generar  conocimiento a partir del juego.

Con el fin de generar una propuesta integral, el proyecto plantea también el desarrollo de una agenda de visitas al Museo para niños entre los 3 y 6 años, que además de la actividad en sala incluya el desarrollo de un taller. Así mismo, se convocarán actividades y jornadas especiales en las que puedan participar madres gestantes, madres y bebés lactantes, gateadores y niños menores de los 3 años, posibilitando que el Museo y sus diversos espacios de observación y esparcimiento sean un escenario de disfrute.

Sentido pedagógico

Colonia Infancia propone el desarrollo de una exposición que permita la construcción de experiencias significativas. Partiendo de la idea de que los niños y niñas en  sus primeros años de vida son sujetos capaces de desarrollar conocimiento y reflexiones a partir de sus experiencias prácticas y cotidianas dentro y fuera del espacio educativo.

Esta exposición concibe el museo como espacio para activar este proceso, reconociendo en el arte la capacidad para generar experiencias, desarrollar la identidad, el gusto estético y la comunicación a través de diversos lenguajes expresivos y simbólicos. Desarrollar una exposición enfocada a la población de la primera infancia, implica el reto de diseñar dispositivos museográficos y discursivos enfocados a esta población. Construír un espacio en el que sus prioridades sean tenidas en cuenta: sus gustos, sus maneras de movilizarse por el espacio, sus inquietudes y sus formas de conocer. Para los adultos es un escenario para conectarse con esta población, para reconocer el arte como un lenguaje humano que nos brinda posibilidades simbólicas, expresivas y comunicativas desde nuestros primeros momentos vitales.

Tres espacios, diversas experiencias

Madriguera. Proyecto realizado por Nicolás González
Está inspirado en la vivencia del artista de construir pequeñas fortalezas con las piedras de los ríos, recordando la necesidad de protección y de marcación del espacio. Las piedras en esta ocasión son blandas no sólo por seguridad sino también para brindar la maravilla de un objeto cuya consistencia contradice su imagen.

Fortaleza. Por Ivonn Lloreda.
Los muebles, sillas, perchero, mesa, ventanas, sábanas sirven construir un espacio propio e íntimo para desarrollar la imaginación y fantasía infantil. La idea nace de la experiencia común entre los niños de crear un campamento. Cada vez que un grupo de visitantes esté este espacio, lo renovará y dejará una nueva estructura a la espera de otros.

Mil formas de una pared.
Esta idea construida con la participación del equipo de trabajo de La Universidad del Valle, El Museo La Tertulia y El Colectivo 720, presenta una casa que aún está por terminar cuya pared final se completa, destruye y reconstruye con cada grupo o visitante, a manera de tangram que por sus formas de diversos tamaños y colores se ponen al servicio del visitante para que complete el proyecto del constructor anterior o lo reinicie.

Obras seleccionadas

Niño. Rufino Tamayo. 
La forma simplificada de un niño con sombrero que invita con sus brazos a acercarse a él, como un pretexto para reflexionar sobre las características físicas y emocionales que identifican a un niño.

Una casita al sol. Emilio Sánchez.
La casa veraniega es la obra central de Colonia Infancia que invita a imaginar su interior, la calidez del espacio y los personajes que en ella habitan.

De la serie pinturas de agua. Óscar Muñoz. 
La cortina de baño a través de la cual se alcanza a ver una mujer posibilita pensar en la idea de representación: ver una mujer que no está, pero de la que si se encuentra una imagen impregnada en una cortina.

Bocagrande II (de la serie Diario y Objeto). Alicia Barney. 
El mar y la playa reconstruidos a partir de una serie de objetos de recuerdo, piezas varias recogidas en la playa que son organizadas –coleccionadas- para hablar sobre el encuentro de la artista con este espacio.

Cajas. Bernardo Salcedo.
Un escaparte con varias cajas y en ellas diferentes manos. El misterio de las cajas a medio abrir y la lectura de las manos como gesto. Entre ellas parece haber un baile, como el de las piezas de un reloj, todas realizando alguna función.

De la serie Camas. Feliza Bursztyn. 
Una cama cubierta, con movimiento invita a imaginar qué puede haber en su interior. La representación de lo que no se vé desde el exterior pero que se sugiere por la forma, el color y el movimiento.

Cuarta Dimensión. Yutaka Toyota. 
Los espejos cóncavos en los que la imagen se distorsiona son la oportunidad para ver el reflejo de sí mismo distorsionado, para observar el movimiento y el cambio de la figura humana.

Teresa La Mujer Mesa. Hernando Tejada. 
Personificación de una mesa que adquiere el aspecto de una mujer. La división entre objetos y personas vuelve atrás para pensar en la experimentación y en la fantasía que a través de la retórica da vida a los muebles.

Equipo

Curaduría: Ángela Osorio, Laura Puerta y Alejandro Martín.

Comité técnico y conceptual: Oscar Ordoñez , Diego Guerrero, Doris Gallego, Julia Porras, Ivonn Lloreda.

Asistencia Comité: Angelica Escobar, Gillian Bradbury,

Artistas creadores de los dispositivos: Ivonn Lloreda, Nicolás González

Ilustraciones para el impreso: David León

Diseño arquitectónico: Colectivo 720

Escenografía: Aparicio Abadía, Hebert Valderrama

Relacionados